Volatilidad por las protestas en Hong Kong

30 septiembre, 2014

Análisis, informe diario

Ayer se conoció el Índice de Confianza de los consumidores en la UEM de septiembre, que se colocó en línea con la estimación preliminar del -11,4, con lo que se confirma el cambio de tendencia que se ha visto desde junio y se pierde toda la mejora que se había producido en la primera mitad del año. También se publicó la inflación de agosto de Alemania, que aunque estuvo en el 0% frente a la estimación del -0,1%, sigue poniendo de manifiesto la debilidad de los precios en la zona Euro.

La tasa interanual se mantiene en el 0,8%, algo insuficiente para compensar las tasas negativas de algunos mercados periféricos, como el español que se situó en -0,2% en tasa anual preliminar en Septiembre (-0,3% armonizada).

Las ventas minoristas en España bajaron un 0,9% en agosto, aunque en términos ajustados por estacionalidad subieron un 0,4%, lo que por el momento sigue apoyando la recuperación del consumo privado.

A estos datos mixtos en la UEM, siguieron otros también contradictorios en EEUU, con consumo e ingresos personales de agosto algo mejor en el primer caso (+0,5% frente a 0,4%) y en línea con lo esperado en el segundo (+0,3%), pero ventas pendientes de viviendas bajando en tasa anual un -4,1% en agosto, por encima del ajuste del -1,4% esperado.

Con este cóctel de datos, que en conjunto no varía mucho el escenario descontado, el mercado se movió a la baja en general, también afectado por las protestas en HK (algo inédito en China) y presión en Brasil por las incertidumbres políticas, con las dos candidatas muy igualadas. En el fondo, seguimos en el modo de que “cuanto peor, mejor” y los datos de inflación en Alemania y España, al haber estado en línea con lo esperado, no han servido para espolear al BCE para que sea más agresivo en sus estímulos. De hecho, se ha filtrado que el programa de ABS podría ser de unos 200.000 mEUR, lo cual no sería considerado muy agresivo.

Los datos de hoy de paro en Alemania e Inflación en la UEM, tendrán peso en el mercado y de no suponer una presión para el BCE, pueden tener una lectura negativa en el mercado de renta variable y seguir aumentando los diferenciales.

Esta madrugada hemos conocido el PMI final de HSBC para China, que a la espera del dato oficial que se publica mañana, ha mostrado un comportamiento algo inferior al esperado (50,2 frente a 50,5). Para tomar posiciones esperaríamos a ver si los niveles de 10.700 en el Ibex aguantan ya que de romperse podemos ver más caídas. También con el mercado cerrado hemos conocido que Fitch ha situado la deuda de Cataluña en revisión con perspectiva negativa, lo que puede tener su impacto en el diferencial de deuda española.

Seguimos recomendando estar en empresas de alta visibilidad y atractiva rentabilidad por dividendo (Endesa, BME, REE, Enagás, Repsol) como posición principal mientras dure la volatilidad (la volatilidad en EEUU ha subido en septiembre de 12 a 16 y en Europa de 16 a casi 19).

Fuente: Bekafinance

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Imprimir esta página

Los comentarios están cerrados.