Desconfianza sobre el crecimiento global

23 septiembre, 2014

Análisis, informe diario

Las últimas reuniones y declaraciones de responsables políticos y económicos, sobre todo de la UEM, ponen de manifiesto que no hay suficiente acuerdo o capacidad para impulsar el crecimiento en dicha zona.

Las últimas medidas anunciadas y realizadas por el BCE (bajada de tipos mínimos, depósitos en negativo, como sólo pocos bancos centrales han hecho, e iliquidez ilimitada) demuestran cuánto ha cambiado la actitud de la entidad desde hace unos años cuando era pilotada por Trichet.

Sin embargo, si atendemos a indicadores como las expectativas de inflación o las peticiones de liquidez de las últimas subastas TLRTO, el impacto ha sido aún limitado en la economía real.

La bajada de las expectativas de crecimiento del PIB mundial por parte del G-20 este fin de semana, basadas sobre todo en la falta de dinamismo de la UEM, la reiteración de la necesidad de reformas realizada por Merkel y su ministro de economía y las declaraciones de Draghi de que la UEM está estancada y recordando que sin estas reformas, todas sus actuaciones pasadas o futuras pueden no ser suficientes, empiezan a poner de manifiesto las dudas sobre la sostenibilidad de la economía UEM. De hecho la confianza de los consumidores de la UEM en septiembre bajó a -11,4 desde el -10 y frente al -10,5 esperado, según el dato preliminar conocido ayer, y las ventas de la industria en Italia fueron pésimas, con un descenso del 1% en julio frente al 0,2% de junio (de hecho el Mibtel fue de los índices más penalizados). A esto añadimos que no está claro que los países emergentes, con China, Brasil y Rusia a la cabeza, puedan compensar la situación y ya estamos viendo caídas en sus índices y materias primas.

El dato de ventas de viviendas de segunda mano en EEUU no ayudó ayer a paliar este miedo por el crecimiento, ya que bajaron un 1,8% en agosto (se estimaba un +1%).

Este contexto y las noticias de que el PBOC no  parece dispuesto a espolear la economía China, hicieron que los índices americanos tomaran beneficios desde los máximos conseguidos ayer, siguiendo las pérdidas de los índices europeos, y sobre todo el Inglés FT 100, donde las empresas distribuidoras y mineras fueron los mayores perdedores. Las primeras por un profit warning de Tesco sobre cifras ya reportadas, y las segundas por el descenso de las materias primas.

En España hoy tenemos subasta de letras a 3 y 9 meses, en la que el Tesoro intentará captar 4.000 mEUR. Hoy el PMI preliminar de China puede dar un respiro, al haberse situado en 50,5 frente al 50 esperado. Hoy se publica en los mayores países de la UEM y EEUU.

Si siguen aumentando las dudas sobre la economía UEM y aumentan las posibilidades de QE, podemos ver el bono alemán volviendo por debajo del 1% y a los diferenciales periféricos ensanchándose de forma temporal, aunque la tendencia largo debe ser a minimizarse.

Fuente: Bekafinance

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Imprimir esta página

Los comentarios están cerrados.